The Good Liar (El buen mentiroso) (2019)

Dos grandes y veteranos intérpretes hacen que una película de suspenso efectista valga la pena. Este es el poder de la actuación.

Director: Bill Condon

Ian McKellen, Helen Mirren, Russell Tovey, Jim Carter

Una película protagonizada por Ian McKellen y Helen Mirren no tiene pierde. Hace poco vimos al veterano actor de ochenta años de edad interpretar con su característica maestría al Rey Lear en teatro; y a Helen Mirren, la actriz de setenta y cuatro años de edad, encarnar a la Reina Isabel por segunda vez, en la magnífica puesta en escena de la obra La audiencia.

Ahora, ambos regresan al cine para trabajar juntos en la cinta de suspenso El buen mentiroso, basada en la novela homónima de Nicholas Searle publicada en el 2016. El encargado de dirigirlos es Bill Condon, quien ya había trabajado con McKellen en las estupendas Gods and Monsters y Mr. Holmes.

Sin revelar mucho de la trama, basta decir que la historia tiene que ver con Roy Courtney y Betty McLeish, dos personas de edad madura que se encuentran por medio de una aplicación de citas en línea. Roy es un hombre viudo, gentil, apacible y con una rodilla que le impide caminar, que busca algo de romance en los últimos años de su vida. Betty es una viuda adinerada, aunque modesta ex profesora de Oxford, que busca compañía de alguien como Roy.    

Pronto nos enteramos que Roy no es la persona que se presenta ante Betty. El anciano es en realidad un experto estafador que trabaja junto con su socio Vincent (Jim Carter, el mayordomo Carson con la voz penetrante de la serie Downton Abbey). Ahora, Roy está planeando estafar a la ingenua Betty y robarle todos sus ahorros. Pero Steven (Russell Tovey), el nieto de Betty y un historiador especializado en la Segunda Guerra Mundial, desconfía de Roy y se convierte en una piedra en el zapato para “el buen mentiroso”.  Hasta aquí se puede llegar, porque lo que sigue es una serie de giros sorpresivos.

Gracias a las actuaciones de McKellen y Mirren (quienes saben cuando deben ser sutiles y cuando descargar todo su poder dramático), esta cinta llena de trucos efectistas logra salir adelante. En esto radica el poder de un actor. Cuando se es de la talla de los protagonistas de El buen mentiroso, un guion débil pasa a un segundo plano.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*