The Fall Guy (Profesión peligro) (2024)

La versión para cine de la inolvidable serie de televisión ochentera es toda una cinta de acción con letras mayúsculas.

Dirección: David Leitch

Ryan Gosling, Emily Blunt, Aaron Taylor-Johnson, Hannah Waddingham, Stephanie Tsu 

Los que crecimos con los ojos pegados a la pantalla del televisor en los años ochenta, sabemos muy bien que Lee Majors no fue solamente Steve Austin, El hombre nuclear, sino también Colt Seavers, el arriesgado doble de acción de Profesión peligro

La serie, que se emitió de 1981 a 1986 durante cinco temporadas, fue creada por Glen A. Larson y era un placer culposo que contaba las peripecias y aventuras de un especialista en escenas peligrosas de Hollywood que, además de realizar acrobacias para películas y programas de televisión, trabajaba como cazador de recompensas en su tiempo libre.

Treinta y ocho años más tarde y aprovechando la nostalgia casi patológica por todo aquello que proviene de los ochenta, se estrena la adaptación cinematográfica de la serie, la cual puede llegar a enfurecer a los puristas y fanáticos. Primero que todo, aquí Colt no es cazarrecompensas; y, en segundo lugar, el personaje de Howie Munson, el torpe socio y primo de Colt interpretado por Douglas Barr en la televisión desaparece por completo, así como Jody Banks, otra doble de riesgo y amiga de Colt que fuera encarnada por Heather Thomas, una de las mujeres más bellas de la televisión ochentera y cuyos afiches fueron tan populares como los de Farrah Fawcett en los años setenta (curiosamente, Fawcett fue esposa de Majors). Aquí, Jody Banks es reemplazada por Jody Moreno, una directora de Hollywood. ¡Ah! y los personajes de Big Jack (Jo Ann Pflug) y Terri (Markie Post), que servían como jefes y agentes de Colt, aquí se fusionan en un solo personaje de nombre Gail Meyer.

Pero lo que sí se mantiene es su sentido del humor y las increíbles escenas de acción que convirtieron a la serie en todo un éxito en su época. Asimismo, la famosa canción de introducción de la serie interpretada por Lee Majors se mantiene (aunque no al inicio) y el distintivo vehículo de Colt, una camioneta pickup GMC K-2500 Wideside, sigue con el motor encendido. Con esto basta para que los expertos y los iniciados en la serie queden enganchados. Y es que la versión para cines de Profesión peligro lleva la acción y el humor a la última potencia, como era de esperarse con un director como David Leitch, ex doble de acción en la vida real y una persona detrás de cintas como Deadpool 2, Atomic Blonde y Bullet Train.

Ryan Gosling, luego de su nominación al Óscar como Ken, el muñeco compañero de Barbie, vuelve a interpretar a un doble de acción (el primero fue en esa cinta de acción perfecta conocida como Drive), pero aquí su personaje dista de ser imperturbable y sombrío. Piensen en su Colt Seavers como Ken convertido en Action Man.

Aquí, Colt se ha retirado del mundo del cine y la televisión, luego de una terrible lesión en el set que casi lo mata y que afectó su confianza, trabajando ahora como valet en un restaurante. Como era de esperarse, vuelve al ruedo cuando Gail (Hannah Waddingham de Ted Lasso) le ruega que haga parte del equipo de Metalstorm, una película de ciencia ficción de altísimo presupuesto, que parece una mezcla entre Mad Max: Fury Road, Cowboys & Aliens, Dune, John Carter y Rebel Moon, todas en una. 

Al principio, Colt no quiere aceptar, pero termina haciéndolo porque la película va a ser dirigida por Jody (Emily Blunt), la mujer de la que está enamorado y a quien dejó sin dar explicaciones después de sufrir su lesión. Ahora bien, el protagonista de Metalstorm es la superestrella Tom Ryder (Aaron Taylor-Johnson), un actor talentoso, pero tremendamente egocéntrico de quien Colt ha sido su doble durante prácticamente toda su carrera y que se encuentra misteriosamente desaparecido. Es así como Gail le pide ayuda a Colt para que lo encuentre. 

Colt acepta la misión para redimirse y salvar la película dirigida por su amada (sin Ryder, el estudio cancelará el debut como directora de Jody en el cine y acabará con su sueño de toda una vida). Es así como el doble de acción viaja a Sydney y se enfrenta con una mujer cínica, resentida y herida, pero que sabe poner al hombre en su lugar. Y, al mismo tiempo, Colt, ayudado por Dan, el coordinador de acrobacias (Winston Duke encarnando al reemplazo de Howie), y Alma (Stephanie Hsu), la aguerrida asistente de Ryder descubre una conspiración relacionada con drogas, mafiosos y asesinatos alrededor de la desaparición del actor.  

Leitch fue un doble de riesgo durante más de veinte años y en un momento de su carrera fue el doble de Brad Pitt, quien interpretó a su vez a un doble de acción en la cinta perfecta de Tarantino Once Upon a Time in Hollywood. Es por eso por lo que más allá de ser otra serie de televisión convertida en película, Profesión peligro es un claro homenaje al oficio. Hablando de Tarantino, este dijo alguna vez que odiaba las cintas de acción como Rápido y furioso (Leitch dirigió su horrible spin off Hobbs & Shaw), porque se recurre al perezoso efecto digital, dejando de lado esas sorprendentes y alocadas acrobacias que se gozan mucho más cuando se sabe que son reales y llevadas a cabo por seres humanos de carne y hueso.

La cinta de Leitch nos ofrece una clase magistral de prácticamente todos los tipos de acrobacias que hacen parte de este oficio tan poco valorado: Tendremos explosiones, aparejos, perros entrenados, persecuciones giros y choques de autos, tiroteos, luchas con espadas, coreografías de lucha, saltos en camiones, lanchas y helicópteros, entre otras cosas. Estamos hablando de una cinta de acción con letras mayúsculas. 

Pero también Profesión peligro es una divertida sátira al mundo del cine, con su derroche de dinero en producciones extravagantes, sus estrellas con delirios de grandeza y sus agentes maquinadores. Y como si fuera poco, es una maravillosa comedia romántica con dos actores con una química innegable y un increíble y delicioso bombardeo verbal, que nos recuerda a los clásicos del screwball como His Girl Friday, It Happened One Night, Bringing Out Baby o The Lady Eve. Gosling y Blunt brillan con luz propia.

Puede que peque de exceso de metraje y la trama de suspenso sea un poco ridícula, pero Profesión peligro pertenece a ese selecto grupo de películas que convierte a una serie de acción no tan buena en algo mucho más divertido (las versiones para cine de The A-Team, CHiPs, Baywatch y 21 Jump Street se encuentran aquí). Además, es una cinta alegre, vibrante, graciosa y muy romántica que recupera lo mejor del Hollywood de antaño: su humanidad.

P.D. No se pierda una divertida escena post créditos con invitados sorpresa. 

Sobre André Didyme-Dôme 1683 artículos
André Didyme-Dome es psicoterapeuta y periodista. Se desempeña como editor de cine y TV para la revista Rolling Stone en español y es docente universitario; además, es director del cineclub de la librería Casa Tomada y conferencista en Ilustre. Su amor por el cine, la música pop y rock, la televisión y los cómics raya en la locura.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*