20 grandes películas de la década: 2010-2019

En la década del 2010, la proyección en las salas de cine comenzó a reemplazarse por pantallas modulares de alta resolución. ¿Es este el final del cine? ¿Las salas de cine son en realidad salas de televisión de alta definición? Como dispositivo tecnológico, el cine ha sufrido en estos últimos diez años unas vertiginosas transformaciones que van desde la incorporación de las proyecciones digitales y la eliminación de los proyectores de rollo de celuloide, pasando por la popularidad del 3D digital, las megapantallas y las salas 4D con experiencias multisensoriales, hasta la proyección de 120 fotogramas por segundo en alta resolución, y la ya mencionada eliminación del sistema de proyección. Pero desde una realidad estética, el cine no ha perdido su magia, su fuerza, su belleza y su gran potencial para contar historias a partir de la imagen en movimiento, sean estas de carácter análogo o digital (o vistas por streaming). 

20. Toni Erdmann (2016) Dir. Mared Ade

La mejor película alemana de la década es una comedia llena de dolor, y habla de la difícil relación entre una mujer neurótica y ambiciosa (Sandra Hüller) y su excéntrico e inmaduro padre (Peter Simonischek). Quizás uno de los mejores retratos sobre un padre y una hija, nos muestra la decepción y el odio, pero también el cariño y la compasión inherentes a este tipo de relaciones.

19. The Big $hort (2015) Dir. Adam McKay

La sátira política no ha muerto gracias a Adam McKay. Junto con la también obra maestra Vice, este delirante recuento sobre los sucesos que llevaron a la crisis económica en los Estados Unidos de comienzos del siglo XXI, genera unas risas imparables acompañadas de un dolor profundo. A partir de un altísimo nivel de experimentación formal y una dirección de actores excepcional, McKay nos muestra por medio de una aguja hipodérmica cargada de información, un mundo irremediablemente corrupto liderado por ese ídolo falso llamado dinero.

18. Dolor y Gloria (2019) Dir. Pedro Almodóvar

Uno de los mejores directores de todos los tiempos, nos entrega un trabajo maduro, profundo y sobrio, lleno de calor y color, acerca de un director de cine sumido en la depresión y la agonía. Con Dolor y Gloria, el autor español nos entrega su película más personal hasta la fecha y su propia versión de 8 ½ de Fellini. Este es un homenaje explícito al amor por el cine, y también es un relato que mezcla elementos autobiográficos con situaciones extraídas de la ficción. También incluye a una de las mejores interpretaciones de Antonio Banderas con un personaje que proyecta los sueños, ideas, miedos y deseos del Almodóvar.

17. Brooklyn (2015) Dir. John Crowley

Mientras algunas películas reflejan el espíritu de una década, hay otras que van más allá y exponen la esencia de lo que nos hace humanos. Brooklyn, la historia de dos jóvenes enamorados en la Nueva York de comienzos de los años cincuenta, es una de ellas. Pocas películas han capturado de una manera tan bella y tan sublime el ideal del amor. Y Saoirse Ronan (Ladybird, The Grand Budapest Hotel), nos reconfirma su colosal talento con una de las mejores interpretaciones femeninas de los últimos años.

16. Shan he gu ren (Lejos de ella) (2015) Dir. Jia Zhangke

La octava película de Jia Zhangke, uno de los directores provenientes de China más interesantes de la actualidad, es un arriesgado ejercicio formal que busca contar una historia a partir de tres episodios (casi tres películas en una), conjugando tanto el pasado, presente y futuro de China, como el pasado, presente y futuro de sus personajes. Esta es una película ambiciosa pero muy humana, donde cada elemento debe pensarse desde múltiples perspectivas. Constituye un trabajo retador para el espectador, que habla sobre la transformación del país más grande del mundo, el acto de dar como posibilidad de redención, la repetición como parte de la dinámica de la vida y la evolución creativa de un gran director.

15. Mad Max: Fury Road (2015) Dir. George Miller

A sus 70 años de edad, George Miller, el director australiano creador de la trilogía ciberpunk más impactante de todos los tiempos, reinventa su creación y nos entrega una de las películas de acción que desborda más fuerza, riesgo y vitalidad. Tom Hardy reemplaza a Mel Gibson como el loco Max, un ex policía que debe enfrentarse a un mundo moribundo donde prima la ley del más fuerte, pero es Charlize Theron, quien se roba el show como Furiosa, una mujer que le hace honor a su nombre.  

14. Ah-ga-ssi (La Doncella) (2016) Director Chan-Wook Park 

Chan-Wook Park, el chico malo del cine, vuelve con una película basada en la novela Fingersmith escrita en el 2002 por Sarah Waters, y ambientada en la Corea ocupada por Japón en los años treinta (a diferencia de la novela que se desarrolla en la Inglaterra victoriana). Esta es, como todos los trabajos del director, una cinta perturbadora, que aborda por medio de la ultraviolencia y el erotismo, la moral y la ética de sus protagonistas. Es la evidencia del trabajo de un autor singular, altamente creativo y con un manejo magistral del lenguaje cinematográfico. 

13. Drive (2011) Dir. Nicolas Winding Refn

Para una década obsesionada con los ochenta, esta película protagonizada por Ryan Gosling, en el papel de un hombre solitario en una encrucijada, es el epítome de la cultura retro. Una banda sonora electrónica magistral, grandes actuaciones y un elegante, violento y visceral sentido del estilo, heredero del cine de Michael Mann. 

12. Ida (2013) Dir. Pawel Palikowski

Esta es una obra maestra que, con una fotografía en blanco y negro preciosista, narra una historia ambientada en la Polonia de los años sesenta y protagonizada por una joven novicia llamada Anna (interpretada por Agata Trzebuchowska, una chica sin experiencia actoral previa).  Ida es la primera película del director rodada en su país e idioma natal y encapsula una gran belleza y un desarrollo dramático absorbente. Habla con elocuencia sobre la naturaleza de la fe, la identidad y los secretos que se esconden tras las relaciones familiares. Es una cinta meditativa de ritmo pausado pero apasionante y con una atención al detalle que se evidencia en cada uno de sus planos.  

11. The Social Network (2010) Dir. David Fincher

Los años cincuenta tuvieron a Rebel Without A Cause. Los sesenta a Easy Rider. Los años setenta a Saturday Night Fever. Los ochenta a The Breakfast Club. Los noventa a Fight Club. Los 2000 a Eternal Sunshine Of The Spotless Mind. Y esta década que termina tiene a The Social Network como la cinta que encapsula todo su espíritu. Qué mejor que la historia del fundador de Facebook para hacerlo. Esta película (del mismo modo que lo hace Black Mirror, una de las mejores series de la década), combina inteligencia, sátira y mucha creatividad para reflejar cómo la tecnología ha cambiado nuestras formas de relacionarnos con los demás. 

10.Umimachi Diary (Nuestra pequeña hermana) (2015) Dir. Hirokazu Koreeda

Hirokazu Koreeda, quien junto con Naomi Kawase es el director más interesante del cine japonés del nuevo milenio, realiza una adaptación proveniente del manga, esta vez de la obra de Akimi Yoshida. Esta es una historia sobre tres hermanas: una enfermera, una cajera de banco y una empleada en una tienda deportiva, quienes viven en la casa de su abuela y cuyos padres prácticamente las abandonaron. Al enterarse de la muerte de su padre, a quien no veían hace más de 20 años, descubren que tienen una media hermana de 13 años, producto de la relación de este y su amante, lo que ellas consideran que destruyó su familia. La cinta de Koreeda es una obra maestra que renuncia al conflicto dramático para envolvernos en una cotidianidad más que encantadora. La herencia de Koreeda del cine de Yasujiro Ozu es evidente en este retrato doméstico íntimo, sinuoso y que está lleno de cuidado, mesura, minimalismo y sencillez.

9. Call Me by Your Name (2017) Dir. Luca Guadagnino

Otra película que le rinde homenaje a los ochenta, pero esta vez es una delicada historia de amor llena de erotismo, en la que un joven con un gran talento para la música (Timothée Chalamet) se enamora perdidamente de un hombre adulto, colega de su padre. La música melancólica, las imágenes de una gran belleza y el respeto, sensibilidad y sabiduría evidenciadas por el director Guadagnino y el guionista James Ivory, la convierten en una de las mejores películas románticas de todos los tiempos. 

8. Uncle Boonme Realeuk Chat (Uncle Boonme recuerda sus vidas pasadas) (2010) Dir. Apichatpong Weerasethakul

El poeta visual nacido en Bangkok nos entrega una profunda meditación sobre la vida y la muerte enmarcada en una historia de fantasmas, hija del realismo mágico. Así como Andrei Tarkovski buscó durante toda su vida conectarse con el espectador a partir de una experiencia mística y espiritual, Weerasethakul cumple con esa misión ofreciendo una cinta hipnótica, cautivadora y de una inmensa belleza.

7. The Master (2016) Dir. Paul Thomas Anderson

Tal vez Joker se convierta en el papel más conocido de Joaquin Phoenix (el más grande actor de la década), pero su mejor papel hasta la fecha, lo encontramos en una obra maestra de Paul Thomas Anderson (una especie de “nuevo Kubrick” con una filmografía perfecta). Inspirada en Ron Hubbard, el fundador de la cienciología, este relato acerca de un hombre (Phoenix) que le da sentido a su vida al convertirse en el seguidor de un líder de culto (interpretado por el gran Philip Seymour Hoffman) en los años cincuenta, es la metáfora perfecta para una sociedad obsesionada con Dios y con el dinero. Enigmática, potente, dislocadora y con una de las mejores interpretaciones en la historia del cine, comparable al Raging Bull de De Niro.

6. Under The Skin (2013) Dir. Jonathan Glazer

Scarlett Johansson, sin casi ningún diálogo, interpreta a una extraterrestre en Escocia que lleva a los hombres a perderse en un oscuro vacío. Esta es una película inclasificable, llevada a cabo por Jonathan Glazer, uno de esos brillantes hijos del video-clip (junto con Spike Jonze, Michel Gondry y David Fincher). Mientras que en Her, la maravillosa cinta de Jonze, Scarlett Johansson realiza una maravillosa actuación utilizando solo su voz, aquí es el cuerpo de ella quien nos habla. Un trabajo aterrador, sugestivo, enigmático y de una elegancia visual que nos recuerda a Stanley Kubrick.

5. Blade Runner 2049 (2017) Dir. Denis Villeneuve

En una década que incluye algunas de las mejores películas de ciencia ficción de la historia (Gravity, Arrival, Interstellar, The Martian, Mad Max Fury Road, Her, High Life, Ad Astra  y, sí señores, Star Wars The Force Awakens), el primer lugar va para una secuela de un clásico del género que se niega a morir, que llega a equiparar (e inclusive superar) a su predecesora. Monumental, grandilocuente, fascinante y reflexiva. Todo eso y más es esta segunda parte tardía de la obra maestra de Ridley Scott.

4. Dunkirk (2017) Dir. Christopher Nolan

Junto con Paul Thomas Anderson, Christopher Nolan es otro autor que no para de entregarnos un cine exquisito. Su recuento sobre la famosa batalla ocurrida en la Segunda Guerra Mundial es quizás la mejor película de guerra de todos los tiempos y la confirmación de que el cine no ha perdido ni un ápice de su grandeza y espectacularidad.

3. Nocturnal Animals (2016) Dir. Tom Ford

El diseñador Tom Ford, con tan solo su segunda película, nos ofrece un trabajo salvaje, angustiante, fuerte, contundente y arriesgado que se compara (e inclusive supera) a los mejores trabajos de David Lynch.  Este es un meta-relato que funciona como una profunda reflexión sobre la ilusión del arte y, al mismo tiempo, como una descarnada, pero elegante historia moral sobre la venganza.  

2. Roma (2018) Dir. Alfonso Cuarón

El mexicano Alfonso Cuarón no solo se consolida como el mejor director de ese trío de amigos conformado por Alejandro González Iñárritu y Guillermo Del Toro, sino que confecciona la más grande película mexicana de todos los tiempos. Una exquisita obra formal que deleita los sentidos, una colección de recuerdos personales y una obra con un ritmo que obliga a contemplar, a pensar y a sentir. No es de extrañar que Cuarón tuviera que recurrir a Netflix en busca de financiación para llevar a cabo su proyecto de amor. Pero no se equivoque, Roma es una película hecha para verse en la pantalla más grande posible y en la oscuridad de una sala rodeado de desconocidos, para que su fuerza llegue a conmovernos y golpearnos con toda su intensidad.

1. The Tree of Life (2011) Dir. Terrence Malick 

La película de Terrence Malick demuestra la fuerza poética y la capacidad para filosofar que posee el séptimo arte. Los temas eternos (vida, amor y muerte) se condensan aquí en el retrato de una familia en la década de los cincuenta, cuyas dinámicas internas son equiparadas con la creación y la evolución del universo. El resultado es una especie de bálsamo curativo que ayuda a sanar al espectador de los muchos traumas inherentes a la existencia. The Tree of life es, hasta la fecha, la mejor película del nuevo milenio y una muestra clara de la grandeza a la que el cine puede aspirar y, a la vez, alcanzar. 

Sobre André Didyme-Dôme 915 Artículos
André Didyme-Dome es psicólogo y magíster en Comunicación. Se desempeña como crítico de cine para las revistas Rolling Stone y Playboy Colombia y es docente en la Escuela Nacional de Cine; además, es director del cineclub de la librería Casa Tomada y conferencista en Ilustre. Su amor por el cine, la música pop y rock, la televisión y los cómics raya en la locura.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*