Gisaengchung (Parasite) (Parásito) (2019)

El director de The Host y Memories of Murder nos presenta una corrosiva fábula sobre dos familias desiguales que terminan envueltas en una compleja relación mutualista.

Director: Bong Joon Ho

Song Kang Ho, Jang Hye Jin, Park So Dam, Choi Woo Shik, Cho Yeo Jeong, Da-Hye, Jung Hyeon Jun, Lee Sun Kyun, Jeong Eun Lee

Este año, la Palma de Oro del Festival de Cannes se otorgó a Parásitos, la última película de Bong Joon Ho, el autor de The Host, Snowpiercer y Okja, cintas de ciencia ficción cuyos subtextos denuncian la desigualdad, la injusticia y la pérdida de humanidad inherentes a las sociedades capitalistas modernas.

La última obra de este director y guionista nacido en Corea del Sur, se aleja del terreno fantástico y futurista para contarnos una historia amarga, triste, espeluznante y desgarradora, sobre una familia de clase baja conformada por el padre y esposo Kim Ti-Kaek (interpretado por Song Kang Ho, unos de los actores más importantes de Corea y colaborador frecuente de Bong Joon Ho); la madre y esposa Chung Sook (Jang Hye Jin); y los hijos adolescentes Ki-Jeong (Park So Dam) y Ki-Woo (Choi Woo Shik).

Los cinco no tienen trabajo y viven en un pequeño semi-sótano, donde los borrachos orinan frente a su ventana. Pero un viso de fortuna llega a la familia, cuando un amigo de Ki-Woo le pide que lo reemplace como tutor de inglés para una chica adinerada. El chico posee los conocimientos, pero no ha podido ingresar a la universidad por falta de recursos. Es por eso que su hermana Ki-Jeong, con un gran talento para dibujo, le falsifica los documentos necesarios para que no pierda esta gran oportunidad.

Ki-Woo es contratado por Yeon-Kyo (Cho Yeo Jeong), la esposa y madre de la familia Park, quien queda impresionada por las habilidades del joven con su hija adolescente Da-Hye (Jung-Hye), quien termina enamorada de él.

Ki-Woo ve una oportunidad de ayudar a su hermana cuando Yeon-Kyo le presenta a su hijo pequeño Da-Song (Jung Hyeon Jun). Ki-Woo le dice a la preocupada madre, que él conoce a una joven tutora ideal para fortalecer el talento que el niño hiperactivo tiene para el dibujo. Es así que Ki-Jeong entra también a trabajar con la familia Park, ocultando su relación consanguínea con el tutor de la hija.

Asimismo, Ki-Jeong ve la oportunidad de darle empleo a su padre y planea hacer despedir al chofer de la familia. Acto seguido, el Señor Park (Lee Sun Kyun), la cabeza de la familia Park, contrata a Kim Ti-Kaek como el nuevo chofer, desconociendo su relación con los tutores de sus hijos.

Pero aún falta darle trabajo a la madre, quien sería ideal como ama de llaves. El problema está en que ese puesto está ocupado por Moon-Gwang (Jeong Eun Lee), una mujer que había trabajado antes con el arquitecto que diseñó la enorme y suntuosa mansión donde viven los Park. Pero la recursiva familia se las ingenia para hacerla despedir y Yeon-Kyo termina reemplazando a Moon Gwang.

Las dos familias desarrollan una relación mutualista, en donde la familia de clase baja termina mejorando su modo de vida, trabajando para la familia de clase alta; pero la familia de clase alta termina dependiendo de la familia de clase baja para sus quehaceres cotidianos. El director no nos muestra a una familia buena y a la otra mala. Su interés está en mostrar la desigualdad entre estas dos familias y la necesidad de supervivencia que está en la base de ambas. Y aunque Bong Joon Ho nos cuenta la historia desde el punto de vista de la familia humilde, ambos clanes nos muestran su lado hipócrita, superficial y mezquino, así como el sentido de unidad y el amor entre sus miembros. En otras palabras, estas familias no son blancas y negras, sino grises, como son las familias en la realidad.

Parásito es una cinta inclasificable y con un acto final espeluznante, lleno de situaciones delirantes y giros sorpresivos (que aquí no se van a revelar). Estamos ante una de las mejores películas del año: una corrosiva tragicomedia con una fuerte crítica social, que nos muestra cómo la ambición corrompe el alma humana.  

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*