Baby Driver (El aprendiz del crimen) (2017)

Director: Edgar Wright
Ansel Elgort, Lily James, Kevin Spacey, Jamie Foxx, Jon Hamm

¿Quisiera ver un musical en el que los personajes no se pongan a cantar de manera absurda en medio de la historia? ¿Quisiera ver un musical pero detesta las empalagosas tonadas de Broadway? ¿Quisiera ver un musical con robos, disparos, sangre y persecuciones con autos a alta velocidad?

Házte a un lado La La Land, porque aquí llega Baby Driver, un musical testosterónico cortesía de Edgar Wright, el autor detrás de la denominada Trilogía Cornetto. Para los que no lo sepan, este es un magnífico trío de películas británicas tituladas Shaun of the Dead (2004), Hot Fuzz (2007) y The World’s End (2013), protagonizadas por Simon Pegg y Nick Frost, que deconstruyen a las películas de zombies, las películas de buddy cops tipo Lethal Weapon y las películas sobre el apocalipsis.

Wright le inyecta su amor por el cine de género y exploitation, así como su pasión geek a Baby Driver, cinta que bebe de las películas de crimen y romance como Bonnie & Clyde, Badlands, Boxcar Bertha, Dirty Mary Crazy Larry, Convoy, Natural Born Killers y True Romance. Asimismo, Wright encuentra su inspiración en dos grandes clásicos del cine de acción, en el que un conductor experto de buen corazón, se ve atrapado en un mundo criminal: Driver (1978) de Walter Hill y Drive (2011) de Nicolas Winding Refn. De hecho, la voz de Walter Hill aparece en esta cinta.

Al igual que con su Trilogía Cornetto, Wright logra deconstruir la premisa del “criminal de buen corazón” (algo que la reciente cinta Collide no pudo lograr) y la convierte en una espectacular película romántica de acción que cuenta la historia de Baby, un joven que debido a una condición auditiva, se ve obligado a escuchar música con audífonos a cada momento, pretexto argumental para entregarle al espectador unas magníficas secuencias de persecución aderezadas con piezas musicales como Bellbottoms de The Jon Spencer Blues Explosion, Unsquare Dance de Dave Brubeck, Brighton Rock de Queen, Neat Neat Neat de The Damned o Hocus Pocus de Focus.

Baby es interpretado por el joven actor, cantante y DJ Ansel Elgort (Divergent, The Fault in Our Stars), quien nos entrega su mejor interpretación fílmica hasta la fecha. Lo acompaña la también joven y carismática actriz Lily James (Cinderella, Pride and Prejudice and Zombies) como la tierna mesera enamorada de Baby. Pero son los actores secundarios los que le dan un toque mágico a Baby Driver, entre los que se encuentran unos malvados Kevin Spacey, Jamie Foxx, Jon Hamm e Eiza González (Jem and the Holograms).

La maestría de la dirección de Wright, la excelente fotografía de Bill Pope, la maravillosa banda sonora, las estupendas actuaciones de su elenco y las grandiosas secuencias de acción, hacen de Baby Driver una de las mejores películas de acción del año, junto a Atomic Blonde y John Wick Chapter 2. ¡Ah! y la música…

https://www.youtube.com/watch?v=z2z857RSfhk0

Sobre André Didyme-Dôme 1646 artículos
André Didyme-Dome es psicoterapeuta y periodista. Se desempeña como editor de cine y TV para la revista Rolling Stone en español y es docente universitario; además, es director del cineclub de la librería Casa Tomada y conferencista en Ilustre. Su amor por el cine, la música pop y rock, la televisión y los cómics raya en la locura.