Ad Astra (Hacia las estrellas) (2019)

Brad Pitt nos ofrece uno de los mejores papeles de su carrera (y tal vez el último), interpretando a un astronauta desconectado del mundo, en una excelente cinta de ciencia ficción.

Director: James Gray

Brad Pitt, Tommy Lee Jones, Liv Tyler, Donald Sutherland

James Gray es uno de los directores más subvalorados de la actualidad. Su filmografía, conformada por las cintas Little Odessa, The Yards, We Own The Night, Two Lovers, The Immigrant y The Lost City Of Z, revelan a todo un humanista, a un filosófo de la existencia, a un artista que se toma su tiempo para contar lo que quiere contar y a un artesano que logra confeccionar unas impresionantes e impactantes secuencias de acción. La séptima película de Gray constituye su primera incursión en el terreno de la ciencia ficción y tiene como título Ad Astra, que en latín significa “hacia las estrellas”.

Así como la película Solaris de Andréi Tarkovski utiliza una premisa de ciencia ficción para reflexionar sobre los misterios de la condición humana, y la reciente High Life de Claire Denis utiliza un viaje espacial hacia un hoyo negro como metáfora para hablar sobre la inevitabilidad de la muerte y el sentido de la vida, la cinta de Gray parte de una misión encomendada a un astronauta, para hablar de la relación entre padres e hijos.

Quienes crean que Ad Astra es una cinta de acción y entretenimiento ligero similar a Armageddon de Michael Bay, se van a llevar una gran decepción. Asimismo, los que esperan una cinta metafísica tipo El árbol de la vida de Terrence Malick, se encontrarán con un trabajo atado a una estructura narrativa tradicional y muy poco experimental. Gray es un director de la vieja guardia, que quiere contar historias profundas, sensibles e inteligentes, pero que evita las abstracciones y las complejidades formales. Ad Astra puede pensarse como una especie de Apocalypse Now en el espacio.  

La historia es la siguiente: Roy McBride (Brad Pitt) es un astronauta que sigue los pasos de su padre Clifford (Tommy Lee Jones), un hombre que se embarcó hace más de treinta años en el Proyecto Lima, cuyo objetivo consistía en encontrar vida inteligente en el espacio y que desapareció sin dejar rastro. Gracias al temperamento calmado y centrado de Roy, a este se le asigna la misión de viajar a Neptuno para hallar la causa de una serie de misteriosos ataques que han puesto en peligro tanto a la Tierra como a todo el sistema solar. Roy descubrirá que, probablemente, su padre no está muerto y que es el responsable del peligro inminente.

La segunda mitad de la película, de un tono más solemne, contiene ecos de 2001: A Space Odyssey, Star Trek: The Motion Picture y Gravity. Sin embargo la obsesión de Gray por los viajes hacia lo desconocido y por las fuerzas externas que cambian el destino de los hombres, hacen de Ad Astra toda una película de autor.  

Al igual que ese estoico Neil Armstrong retratado por Ryan Gosling en First Man, el astronauta encarnado por Brad Pitt es implosivo, pero su carga emocional se percibe en sus palabras, en su expresión corporal y en los detalles de la mirada. Junto a su interpretación del doble de acción Cliff Booth en la cinta de Quentin Tarantino Once Upon A Time In Hollywood, Brad Pitt logra aquí una de las mejores actuaciones de su carrera (y tal vez la última, si los rumores de su retiro llegan a ser ciertos).

Gracias a un maravilloso trabajo de fotografía de Hoyte Van Hoytema (Interstellar, Dunkirk), el cual se apreciará mucho mejor en una pantalla de gran formato, la poética de Gray se evidencia en todo su esplendor. Un incidente fatal en una antena gigante y la persecución en la luna llevada a cabo por piratas espaciales, son algunos de los ejemplos que comprueban su maestría.

Ad Astra puede pensarse como la combinación de una serie de premisas que ya hemos visto en las grandes películas anteriormente citadas. Sin embargo, es una cinta hermosa y melancólica, destinada a ocupar un lugar en el panteón de lo mejor de la ciencia ficción.

Sobre André Didyme-Dôme 1487 artículos
André Didyme-Dome es psicólogo y magíster en Comunicación. Se desempeña como crítico de cine para las revistas Rolling Stone y Playboy Colombia y es docente en la Escuela Nacional de Cine; además, es director del cineclub de la librería Casa Tomada y conferencista en Ilustre. Su amor por el cine, la música pop y rock, la televisión y los cómics raya en la locura.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*