Coffee & Kareem (2020)

Un torpe policía blanco se asocia con un precoz chico afroamericano, en la nueva comedia de acción para Netflix del director de Stuber.   

Director: Michael Dowse

Ed Helms, Terrence Little Gardenhigh, Taraji P. Henson, Betty Gilpin, RonReaco Lee

Michael Dowse es un director obsesionado con el cine de la década de los ochenta y terriblemente irregular. A sus aciertos logrados con la película biográfica sobre un famoso DJ It’s All Gone Pete Tong; y al hombre decidido a convertir a un grupo de perdedores en un equipo de Hockey de Goon; se le oponen las terribles películas de Fubar (acerca de dos fanáticos del Metal que inclusive tienen su propia serie de televisión) y Take Me Home Tonight, un aburrido viaje nostálgico protagonizado por Topher Grace y cuyo título hace referencia a la canción de 1986 del fallecido Eddie Money.

Coffee & Kareem, la nueva película de Dowse realizada para Netflix, la cual retoma la fórmula de los Buddy Cops (que ya había adaptado anteriormente en una divertida cinta sobre un conductor de Uber que se convierte en el compañero de un rudo policía en Stuber), es una especie de amalgama entre 48 Hours, el clásico ochentero protagonizado por Eddie Murphy y Nick Nolte), y Just You and Me Kid (la infame cinta protagonizada por el octogenario George Burns, quien hacía pareja con una joven Brooke Shields demasiado precoz y sexualmente despierta).

Esta comedia de acción políticamente incorrecta plagada de chistes homofóbicos, racistas y misóginos (y muchísimo más para los estándares actuales), cuenta con Ed Helms en el papel de James Coffee, un policía torpe pero noble, quien tiene como novia a una mujer viuda y afroamericana llamada Vanessa (Taraji P. Henson). Cuando su hijo de doce años Kareem (Terrence Little Gardenhigh) los ve teniendo sexo en su casa por accidente, planea vengarse del policía buscando a unos delincuentes para que lo golpeen.

Coffee tiene problemas en el trabajo, ya que dejó escapar a un rapero convertido en narcotraficante llamado Orlando Johnson (RonReaco Lee), quien es el mismo a quien acude Kareem para darle una lección a su futuro padrastro. Sin embargo, Kareem termina siendo testigo de un asesinato y Coffee, quien no profesa un gran afecto por su hijastro mal hablado y con ínfulas de delincuente, termina asociándose con el chico para resolver el crimen y evitar ser humillado por su colega, la ruda y desquiciada detective Watts (Betty Gilpin).

Los comentarios de Kareem acerca de abuso sexual infantil y sexo gay deberían ser graciosos, pero al ser emitidos por un niño de doce años se convierten en algo chocante (eso sin incluir su visita a un antro de desnudistas). No hay nada malo con una comedia irreverente y ligera y mucho menos en estos tiempos de confinamiento, pero Coffee & Kareem se pasa de la raya y comete dos de los errores más graves para una comedia de acción: ser poco graciosa y poco emocionante.    

Sobre André Didyme-Dôme 1427 artículos
André Didyme-Dome es psicólogo y magíster en Comunicación. Se desempeña como crítico de cine para las revistas Rolling Stone y Playboy Colombia y es docente en la Escuela Nacional de Cine; además, es director del cineclub de la librería Casa Tomada y conferencista en Ilustre. Su amor por el cine, la música pop y rock, la televisión y los cómics raya en la locura.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*