Marry Me (Cásate conmigo) (2022)

Lo peor de las comedias románticas está presente en la nueva película protagonizada por Jennifer Lopez.

Director: Kat Coiro

Jennifer Lopez, Owen Wilson, Maluma, John Bradley, Sarah Silverman

Como si se tratara de una secuela no oficial de Notting Hill que no alcanzó a estrenarse a finales de los años noventa, llega a las salas de cine la comedia romántica Cásate conmigo, una cinta tan empalagosa como cursi y disparatada.

Basada en las novelas gráficas de Bobby Crosby y Remy Mokhtar, esta cinta incluye a Jennifer Lopez, la mismísima protagonista de Maid in Manhattan, encarnando a una versión idealizada de ella misma. Su personaje es el de Kat Valdez, una popular cantante de música pop, tres veces divorciada y quien se prepara a contraer matrimonio, por cuarta vez y frente a todos sus fans, con el cantante Bastian (un Maluma mejor de lo que se esperaba).

Como el coprotagonista es Owen Wilson, uno ya sabe lo que va a ocurrir, ya que esto es “Rom Com 101”. Bastian es tan infiel como lo es Ben Affleck en la vida real y un desliz con una de sus asistentes se filtra en las redes sociales, rompiéndole el corazón a Kat en mil pedazos. A último minuto, la cantante decide casarse a cómo de lugar, pero no con su novio sinvergüenza, sino con Charlie, un humilde profesor de matemáticas, también divorciado, y quien acompañó a Lou, su hija preadolescente (Chloe Coleman) y a Parker, su colega lesbiana (Sarah Silverman), al concierto de Kat a regañadientes.  La cantante lo elige al azar y se casa con el confundido Charlie de manera intempestiva y a ciegas, sin haberse conocido previamente ¡Ajá!  

¿Todavía no saben lo que va a pasar? Aquí va una ayudita. Charlie ayuda a que Kat ponga los pies en la tierra y comprenda que los lujos materiales no valen nada si no se tiene un amor verdadero. Su mánager Colin (John Bradley en otra elección actoral equivocada) va a tratar en un principio de corregir la situación, pero al final va a entender que la relación con Charlie es lo mejor que le pudo suceder a Kat. Lou y Parker van a servir de celestinas para que la relación entre Charlie y Kat se concrete. Kat va a dudar de su amor por Charlie ante la insistencia de Bastian para que vuelvan. Charlie le va a decir a Kat que su relación está destinada al fracaso y se van a alejar. Kat recapacita e intenta volver con el profesor.  El que diga que todo esto son spoilers, no ha visto una comedia romántica en su vida.

Cásate conmigo pudo haber funcionado en los años noventa, pero ahora se ve como un producto anacrónico y vetusto. Es una pena que Owen Wilson, quien estuvo tan bien en La crónica francesa (la mejor película del año pasado), ahora esté en una de las peores cintas de este año que apenas inicia. Y Jennifer Lopez, quien ha demostrado poseer un gran talento actoral gracias a Selena, Out Of Sight, El cantante y Hustlers, estropea constantemente su reputación, trabajando en cintas terribles como Gigli, The Back-Up Plan, What To Expect When You’re Expecting, The Boy Next Door, Second Act y esta.     

Algunos dirán que Cásate conmigo es el equivalente cinematográfico de una caja de chocolates regalada en el día de San Valentín. Otros la consideraremos como el equivalente de un coma diabético. Pero algo es seguro. A esos chocolates ya se les pasó la fecha de caducidad.  

Sobre André Didyme-Dôme 1617 artículos
André Didyme-Dome es psicólogo y magíster en Comunicación. Se desempeña como crítico de cine para la revista Rolling Stone en español y es docente en la Escuela Nacional de Cine; además, es director del cineclub de la librería Casa Tomada y conferencista en Ilustre. Su amor por el cine, la música pop y rock, la televisión y los cómics raya en la locura.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*