Doctor Strange And The Multiverse Of Madness (Doctor Strange en el multiverso de la locura) (2022)

La segunda entrega de la saga del hechicero superhéroe de Marvel es un delirante y aterrador viaje psicodélico, cortesía del director de Evil Dead y Drag Me To Hell.

Director: Sam Raimi

Elenco: Benedict Cumberbatch, Elizabeth Olsen, Rachel McAdams, Benedict Wong, Xochitl Gómez  

Doctor Strange, el personaje creado por Steve Ditko en 1963 para la revista antológica Strange Tales, obtuvo una inyección de vitalidad y popularidad, debido a la película del 2016 protagonizada por Benedict Cumberbatch, en una de las mejores elecciones de casting en la historia del cine de superhéroes.

Sin embargo, la última vez que vimos al hechicero de Marvel no fue en esta cinta, sino en la exitosísima Spider-Man No Way Home.  Gracias a su intervención, el Hombre Araña del Universo cinematográfico extendido e interconectado de Marvel (Tom Holland), pudo encontrarse con las anteriores encarnaciones del superhéroe, quienes supuestamente habitan en otros mundos del multiverso. Esto significó para los marvelitas que las tres entregas de Spider-Man protagonizadas por Tobey Maguire y las dos cintas protagonizadas por Andrew Garfield, ahora pertenecen al canon de las películas de Disney.

Ahora, para la nueva entrega del Doctor Strange, se retoma la idea del multiverso y Sam Raimi, el director de las primeras películas del Hombre araña, sale de su retiro de casi una década (su último trabajo como director fue una mediocre precuela de El Mago de Oz), para volver a incursionar en el género de superhéroes (su primera cinta del género fue la magnífica Darkman).

Doctor Strange en el multiverso de la locura se siente como una recopilación de grandes éxitos de Raimi. Los elementos característicos de su estilo, los cuales se evidenciaron principalmente en la trilogía de Evil Dead y en los clásicos de culto Crimewave, The Quick and the Dead, The Gift y Drag Me To Hell, están presentes en esta cinta de alto presupuesto, pero que posee un espíritu de cinta clase B.

El principal antagonista de Doctor Strange en la película de Raimi no es Mordo (Chiwetel Ejiofor), el enemigo jurado del hechicero, sino Wanda Maximoff (una estupenda Elizabeth Olsen), la ex Avenger que, como vimos en la surrealista serie de televisión WandaVision, perdió la razón y el contacto con la realidad, debido a su arduo deseo de ser una madre.

Wanda ahora se hace llamar La Bruja Escarlata (recordemos que, en los cómics, este personaje inició siendo un villano), y con el poder adquirido por un libro de brujería llamado The Darkhold (piensen en el Necronomicón ex mortus de Evil Dead), la superheroína convertida en villana, va a hacer todo lo posible para recuperar a sus hijos, como si se tratara de una especie de Llorona postmoderna.

La clave para la misión de Wanda la tiene América Chávez (Xochitl Gómez), una misteriosa adolescente que tiene el poder de viajar entre los diversos mundos del multiverso. Como lo hizo con el joven Peter Parker, Strange va a apadrinar a la chica y junto a Wong (Benedict Wong), el antiguo ayudante del Doctor y ahora convertido en Hechicero Supremo, van a buscar la manera de detener a la poderosa Bruja Escarlata quien, por sus propósitos egoístas, ha puesto en jaque a todo el multiverso.    

Y esto es todo lo que se puede decir de la trama para no afectar el disfrute de la película, ya que como sucedió con Spider-Man: No Way Home, está llena de sorpresas y de personajes nuevos y antiguos del universo Marvel, que se hacen presentes en esta cinta. Lo que se puede decir es que esta es una película de Raimi de cabo a rabo: los muertos vivientes, las criaturas lovecraftianas, los ritos ocultos, las escenas delirantes y Bruce Campbell (¡!), hacen parte esencial de esta película de Marvel, la cual se siente como si se tratara de un cómic lisérgico dibujado por Jack Kirby, Jim Steranko o Kelley Jones.

El talón de Aquiles de Doctor Strange es el mismo de Raimi: La falta de lógica y los huecos argumentales. ¿No vimos en Loki a unos guardianes que velaban por la estabilidad del multiverso? ¿Dónde están los otros Avengers? ¿Por qué los personajes introducidos en Shang-Chi y Eternals no están presentes? En los cómics, la imaginación es el límite. En las películas, la limitante no solo tiene que ver con la falta de imaginación, sino con el presupuesto y la disponibilidad de los actores.  

P.D. En una de las dos escenas postcréditos, se introduce a un personaje esencial en el universo del Doctor Strange, interpretado por una actriz de primer nivel. Como diría Stan Lee: ¡Excelsior!  

Sobre André Didyme-Dôme 1394 artículos
André Didyme-Dome es psicólogo y magíster en Comunicación. Se desempeña como crítico de cine para las revistas Rolling Stone y Playboy Colombia y es docente en la Escuela Nacional de Cine; además, es director del cineclub de la librería Casa Tomada y conferencista en Ilustre. Su amor por el cine, la música pop y rock, la televisión y los cómics raya en la locura.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*