Umami (El sabor de las cosas simples) (2022)

Un prestigioso chef francés viaja a Japón en busca de la esencia de la delicia, en una cinta cálida y agradable que goza del talento de uno de los más grandes actores de todos los tiempos.

Director: Slony Sow

Gérard Depardieu, Kyôzô Nagatsuka, Pierre Richard, Sandrine Bonnaire

Más allá de las controversias y las actitudes políticamente incorrectas, no cabe duda de que Gérard Depardieu es uno de los más grandes actores franceses de todos los tiempos. A sus 74 años, su energía, ferocidad y talento se mantienen intactos.

Como muestra de ello, tenemos su última película, cuyo título original Umami, hace referencia a la palabra japonesa que se utiliza para denominar lo sabroso, así como a uno de los cinco sabores básicos.

De acuerdo con la teoría de la percepción, el sabor umami no fue identificado sino hasta 1908, cuando el científico japonés Kikunae Ikeda,​ profesor de la Universidad Imperial de Tokio, descubrió que el glutamato era el responsable del sabor del kombu (caldo de alga) y observó que el sabor del dashi (caldo de pescado con alga) era particularmente distinto al de los sabores dulce, ácido, amargo y salado.

Pese a que Gabriel Carvin, el chef que interpreta Depardieu es una persona hosca, gruñona y deprimida, lo cierto es que Umami, cuyo título en español es El sabor de las cosas simples, es una película optimista, cálida y esperanzadora, tres cosas que necesitamos en grandes cantidades en estos tiempos modernos cargados de pesimismo y oscuridad y en el que las personas, en sus afanes diarios, no tienen tiempo para observar, escuchar, sentir, oler, saborear y, en últimas, apreciar los aspectos sencillos y más placenteros de la vida.

Al parecer, esta es una cinta muy cercana al actor, ya que, además de ser una leyenda del cine, Depardieu es un gastrónomo reconocido y hasta el 2019 fue el dueño de su propio restaurante de alta cocina. Carvin, el protagonista de Umami, es producto de la ficción y en la cinta es considerado como el mejor chef de Francia.

Su esposa Louise (Sandrine Bonnaire, gran amiga de Depardieu), es la administradora de Monsieur Quelqu’un el restaurante comandado por Gabriel, pero le es infiel con un crítico gastronómico (Antoine Dulery); Jean (Bastien Bouillon), el hijo mayor, intenta continuar con el legado de su padre; y Nino (Rod Paradot), el hijo menor, no quiere saber nada sobre el negocio familiar. Su único amigo es Rufus (interpretado por Pierre Richard, otro gran amigo de Depardieu en la vida real), un pescador de ostras aficionado a la hipnosis, que disfruta de las conversaciones con el malhumorado chef.

Un infarto sufrido en la cocina de su restaurante, seguido de una operación de baipás, lleva a Gabriel a replantear su vida. En una sesión de hipnosis dirigida por Rufus, el chef recuerda el delicioso sabor de una sopa ramen preparada por Tetsuichi Morita (Kyôzô Nagatsuka), un chef japonés que le arrebató el primer premio en un importante concurso gastronómico internacional hace cuarenta años. Impulsado por su amigo, el chef decide viajar a Japón sin avisarle a su familia, para buscar a Morita y así encontrar la clave del umami.

Al llegar a Japón, Gabriel se hospedará en un hotel cápsula y conocerá a un amable hombre de negocios (Akira Emoto), que intentará establecer una amistad, pese a la barrera idiomática. Luego, Gabriel descubrirá que el mejor chef del mundo es actualmente el encargado de un humilde restaurante especializado en ramen junto con su hija Taya (Kyōko Koizumi), ya que Mai (Sumire), una joven con depresión como los millones de adolescentes del mundo actual, se encuentra alejada del negocio (y de la vida). Morita es tan huraño como Gabriel, pero al final, juntos recorrerán Japón en busca de la esencia de lo delicioso. Y como si fuera poco, Jean encontrará su propio camino como cocinero y Nino, quien viaja a Japón en busca de su padre, encontrará el amor en compañía de Mai.

El sabor de las cosas simples es el segundo largometraje del director francés Slony Sow, luego de Parisinos (protagonizada por Takeda), pero el director ya había colaborado antes con Depardieu en el premiado corto Rana de invierno (también con Takeda), acerca de un vinatero al borde del suicidio.

Algunos verán muchas similitudes entre esta película y Perdidos en Tokio, la obra maestra de Sofia Coppola, otros se quejarán de lo disperso de la narración y otros enfatizarán en los muchos lugares comunes de esta road movie gastronómica. Pero lo cierto es que el sencillo trabajo de Sow, no tiene una pretensión más allá de hacernos pasar un rato agradable por hora y media y calentarnos un poco, como si se tratara de una deliciosa sopa ramen.

Sobre André Didyme-Dôme 1617 artículos
André Didyme-Dome es psicólogo y magíster en Comunicación. Se desempeña como crítico de cine para la revista Rolling Stone en español y es docente en la Escuela Nacional de Cine; además, es director del cineclub de la librería Casa Tomada y conferencista en Ilustre. Su amor por el cine, la música pop y rock, la televisión y los cómics raya en la locura.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*