Extraña forma de vida (2023)

El segundo trabajo en habla inglesa de Pedro Almodóvar es un western queer que impacta por su factura, pero que se queda corto en su trasfondo.

Director: Pedro Almodóvar

Pedro Pascal, Ethan Hawke, Manu Ríos, George Steane

Hasta el 2020, Pedro Almodóvar era conocido por su reticencia a hacer trabajos en inglés o dirigir películas en ese idioma. Esta decisión se basaba en varias razones que él mismo había expresado en entrevistas y declaraciones a lo largo de su carrera relacionadas, principalmente, por su lengua materna y su cultura. Su estilo distintivo, que a menudo involucra elementos de la vida española y la narración de historias que reflejan la idiosincrasia de su país, de acuerdo con él, se vería afectado al dirigir películas en inglés.

Almodóvar es además un director muy controlador y meticuloso en su trabajo. Según él, dirigir en un idioma que no es el suyo dificultaría su capacidad para comunicar su visión de manera efectiva y mantener el control creativo sobre su obra. Hay que tener en cuenta también que dirigir en un idioma que no es el suyo podría plantear desafíos lingüísticos y de comunicación que podrían afectar la calidad de sus películas, especialmente cuando se tiene en cuenta que los diálogos son la médula de las obras de este director.

Todo cambió con La voz humana, cortometraje filmado en medio de la pandemia y basado en la obra teatral en monólogo de 1928 firmada por Jean Cocteau y que fuera protagonizado por Tilda Swinton. La pieza, adorada por Almodóvar, ya había sido adaptada al cine en 1948 por Roberto Rossellini y Ana Magnani como parte de una bella cinta antológica llamada L’Amore. Curiosamente, en 2014 Sofia Loren ya había protagonizado una nueva versión en un cortometraje dirigido por Edoardo Ponti (hijo de la actriz) y en el 2018, Rosamund Pike hizo parte de una tercera versión asumida por el actor y director Patrick Kennedy.

La versión de Almodóvar sirve tanto como pretexto para homenajear la obra de Cocteau (que tanto ha influenciado la filmografía del director), como para superar su reticencia a la hora de asumir la dirección de una obra en habla no inglesa. Además, el formato corto le permite explorar y experimentar con una mayor libertad y La voz humana fue clara muestra de ello.  

Su segundo trabajo en inglés, titulado Extraña forma de vida, rinde homenaje a los westerns clásicos de John Ford de los años cuarenta y cincuenta, así como a los denominados spaghetti y chorizo westerns, realizados en Italia y España en los años sesenta.

Asimismo, este cortometraje también encuentra su inspiración en Lonesome Cowboys (1968), la controversial obra de Andy Warhol desarrollada en el Viejo Oeste que se centra en un grupo de vaqueros solitarios que viven en un rancho mientras exploran su sexualidad; y en Brokeback Mountain (2005) la hermosa cinta de Ang Lee que narra una historia de amor prohibido entre dos cowboys.

Todo parecía indicar que este iba a ser un trabajo memorable y más, si tenemos en cuenta que los protagonistas son los viriles y curtidos Pedro Pascal (The Mandalorian) e Ethan Hawke (Before Sunrise), que la exquisita fotografía está a cargo de José Luis Alcaine, que la música grandilocuente es del gran Alberto Iglesias y que el impresionante diseño de vestuario estuvo a cargo de la prestigiosa marca de moda Yves Saint Laurent (el poncho que Clint Eastwood portó para los spaghetti western de Sergio Leone diseñado por Carlo Simi, sigue siendo todo un hito de la “alta costura” en el cine).

Pero no es así. Este es un trabajo que se siente superficial, artificioso, poco potente e inconcluso. Pascal hace un gran trabajo encarnando a Silva, un ranchero mexicano que se reencuentra con su examante Jake (un también estupendo Hawke), quien ahora se ha convertido en el sheriff del pueblo y está tras la pista del hijo de Silva (George Steane), acusado de asesinato, pero ellos no alcanzan a otorgarle la contundencia necesaria a uno de los trabajos más débiles de Almodóvar que intenta hablar de amor, soledad, odio y perdón, pero que se queda corto en palabras…más no en imágenes.

Sobre André Didyme-Dôme 1617 artículos
André Didyme-Dome es psicólogo y magíster en Comunicación. Se desempeña como crítico de cine para la revista Rolling Stone en español y es docente en la Escuela Nacional de Cine; además, es director del cineclub de la librería Casa Tomada y conferencista en Ilustre. Su amor por el cine, la música pop y rock, la televisión y los cómics raya en la locura.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*