21 Bridges (Nueva York sin salida) (2019)

Un policía honesto, astuto y dispuesto a todo para obtener justicia, se enfrenta a un caso que esconde mucho más de lo que se plantea, en una estupenda cinta policíaca hecha a la vieja usanza.

Director: Brian Kirk

Chadwick Boseman, Sienna Miller, J.K. Simmons, Taylor Kitsch, Stephan James

El director Brian Kirk, reconocido por su trabajo en la fantástica serie de televisión Luther, debuta en el cine, apadrinado por los hermanos Russo, directores de esas magníficas películas de The Avengers tituladas Infinity War y Endgame (la última, es la cinta más taquillera de la historia). El resultado es 21 Bridges, un estupendo thriller policíaco.   

Chadwick Boseman, uno de los actores más sólidos de los últimos años y quien se ha destacado interpretado a personajes extraídos de la realidad, como el beisbolista Jackie Robinson y el cantante James Brown, así como a Black Panther, el icónico superhéroe de Marvel que lo convirtió en superestrella, ahora encarna el papel del policía Andre Davis, una especie de mezcla entre Serpico y Harry el Sucio, cuyos métodos son cuestionables pero que mantiene una ética profesional a prueba de balas.

Davis, quien es cuestionado por Asuntos Internos por el uso de la violencia en su trabajo, tiene una nueva misión, capturar a Ray (Taylor Kitsch) y Michael (Stephan James), dos ex militares que le robaron a un mafioso una considerable cantidad de cocaína y que terminaron asesinando a ocho policías, quienes habían acudido inmediatamente a detener el robo.  

El policía obtiene el apoyo incondicional de sus colegas, especialmente del Capitán McKenna (J.K. Simmons), quien le dice a Davis que se hará el de la vista gorda si tiene que detener a los delincuentes haciendo caso omiso de las reglas. Davis también cuenta con el apoyo de la ruda Frankie Burns (Sienna Miller), una detective de la división de narcóticos y madre soltera, asignada para servir de compañera de Davis. El caso lleva a que el alcalde autorice cerrar todos los puentes que permiten el ingreso y la salida a Manhattan (de ahí el nombre de la cinta) y todo parece llevar a la captura inminente de los maleantes y asesinos de policías. Sin embargo, además de ser rudo, Davis es un policía inteligente, y este pronto se da cuenta de que algunas cosas no cuadran del todo en este caso.

21 Bridges es un trabajo que incluye buenas actuaciones, un ritmo que nunca decae, con una influencia noir y de western clásico, que nos hace sentir como si estuviéramos viendo una película de antaño, donde la preocupación por el entretenimiento se equilibraba con la preocupación por el desarrollo de personajes y de la historia. El resultado es una de las mejores cintas de acción del año y un nuevo escalón para la carrera en ascenso de Boseman.   

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*