Rebel Without A Cause (Rebelde sin causa) (1955)

James Dean se inmortalizó gracias al icónico personaje que interpretó en el clásico de Nicholas Ray.

Director: Nicholas Ray

James Dean, Sal Mineo, Natalie Wood

Cuando el director Nicholas Ray le propuso esta cinta a los ejecutivos de la Warner Bros., el estudio apoyó la idea pero propuso como protagonistas a Tab Hunter y Jayne Mansfield. Ray rechazó la recomendación y se rehusó a hacer la película si no tenía a James Dean y a Natalie Wood.  Ray había quedado cautivado con la actuación de Dean en East of Eden y fue muy exigente a la hora de obtener las escenas que quería.

La actuación de James Dean como el adolescente problemático Jim Stark fue tan icónica, que inmediatamente impulsó un ciclo de películas sobre jóvenes rebeldes, que continuó con The Blackboard Jungle, la cinta que marcó el inicio de la era del Rock & Roll.

Los tres protagonistas adolescentes de Rebelde sin causa, murieron de una manera trágica y prematura. James Dean alcanzaría a protagonizar una cinta más (la magnífica Giant), y fallecería en un accidente automovilístico. Sal Mineo (quien interpretó al sexualmente ambiguo Plato), fue apuñalado mientras regresaba a su hogar. Y Natalie Wood (quien encarnó a la solitaria Judy), murió ahogada en un misterioso accidente mientras departía en un bote con su esposo Robert Wagner y el actor Christopher Walken.   

En esta poderosísima tragedia filmada en el bello formato CinemaScope, se abordan los problemas de comunicación, la falta de autoestima, la importancia del círculo de amigos y la brecha generacional producto de la adolescencia. 

La actuación de James Dean impactó al público en su tiempo y hoy lo sigue haciendo. Hay mucho de Johnny Strabler (el personaje de Marlon Brando en The Wild One) en su interpretación, pero el tiempo demostró, con tan solo tres películas, que James Dean era una leyenda aparte.

Sobre André Didyme-Dôme 1665 artículos
André Didyme-Dome es psicoterapeuta y periodista. Se desempeña como editor de cine y TV para la revista Rolling Stone en español y es docente universitario; además, es director del cineclub de la librería Casa Tomada y conferencista en Ilustre. Su amor por el cine, la música pop y rock, la televisión y los cómics raya en la locura.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*