Rampage (Devastación) (2018)

El carisma de Dwayne Johnson vuelve a desperdiciarse en una absurda e infantil adaptación de un videojuego ochentero sobre un gorila, un lobo y un cocodrilo mutantes.

Dirección: Brad Peyton
Dwayne Johnson, Naomi Harris, Jeffrey Dean Morgan

Hay que admitir que Dwayne Johnson, el luchador conocido como “The Rock”, quien terminó convirtiéndose en el actor mejor pagado en la historia, posee un enorme carisma. Es por eso que las horripilantes cintas protagonizadas por él (bueno, no todas son horribles), se salvan gracias a su presencia y sentido del humor.

Brad Payton, el director que nos entregó dos de sus películas más ligeras e imbéciles (Voyage 2 y San Andreas) vuelve a colaborar con The Rock en una adaptación de un videojuego ochentero llamado Rampage. Aquellos que no son gamers, deben saber que este videojuego publicado en 1986 por Nintendo, es sobre un gorila, un lobo y un cocodrilo mutantes. En otras palabras, en un concepto que parece creado por un niño de 7 años al cual le regalaron unas figuras de acción de King Kong, Godzilla y El Hombre Lobo, y que decidió crear una narrativa para justificar su juego.

La historia de la película es casi inexistente (aunque los créditos de guion muestran a cuatro escritores) y es básicamente un pretexto que busca justificar la presencia de tres gigantescos animales. Supuestamente, una serie de experimentos genéticos se salieron de control, debido a la presencia de unas manos ambiciosas y malévolas (en este caso, dos hermanos que lideran una empresa llamada Energyne que busca convertir las mutaciones genéticas en armas bélicas). Y la consecuencia es que tres animales terminan siendo víctimas de una mutación genética que los convierte en unos gigantescos monstruos casi invulnerables que destruyen todo a su paso.

Aparece en escena Davis Okoye (The Rock), un ex-militar que ahora es primatólogo y que rescató a un gorila de unos despiadados cazadores que mataron a su madre cuando era pequeño. El gorila recibe el nombre de George y se comunica con Okoye por medio de lenguaje de señas, al mejor estilo de Koko la gorila (solo que Koko es real y George es un producto de los efectos digitales).

Cuando George termina convirtiéndose en una especie de King Kong albino, Okoye, en compañía de una científica que trabajó con los hermanos y sabe sus secretos (Naomie Harris de Moonlight) y un agente del FBI con ínfulas de vaquero renegado (Jeffrey Dean Morgan de The Walking Dead), tratan de impedir que George, junto a un enorme lobo volador y un cocodrilo gigante lleno de púas y dientes afilados, destruyan la ciudad de Chicago.

Rampage pertenece a las películas de The Rock que no llegan a ser una basura casi imposible de ver (como por ejemplo Doom, The Mummy Returns, Tooth Fairy, G.I. Joe, Hercules o Jumanji 2). Se puede poner en el grupo de la basura que se puede ver (Fast and the Furious, Central Intelligence, Baywatch). Pero la verdad sea dicha, esta es una cinta que apela a un público con mentalidad de niño de 7 años, no a niños de 7 años, valga la aclaración, ya estos que pueden asustarse con tantas escenas de sangre y mutilación. Es tal la deficiencia mental del público actual, que esta cinta poco original y de contenido casi nulo, ya tiene garantizado su éxito en taquilla.

Sobre André Didyme-Dôme 1427 artículos
André Didyme-Dome es psicólogo y magíster en Comunicación. Se desempeña como crítico de cine para las revistas Rolling Stone y Playboy Colombia y es docente en la Escuela Nacional de Cine; además, es director del cineclub de la librería Casa Tomada y conferencista en Ilustre. Su amor por el cine, la música pop y rock, la televisión y los cómics raya en la locura.