The Aftermath (Viviendo con el enemigo) (2019)

El período de la postguerra se aborda desde la perspectiva de un triángulo amoroso en un melodrama que tenía todos los ingredientes para triunfar.

Dirección: James Kent

Keira Knightley, Alexander Skarsgård, Jason Clarke, Flora Thiemann

Luego de su debut con Testament of Youth, el director James Kent regresa con un melodrama ambientado en el escenario de la postguerra titulado Viviendo con el enemigo, basado en el best-seller publicado en el 2013 y escrito por Rhidian Brook.

Luego de la derrota de los nazis, los ingleses llegan a Alemania y entre ellos se encuentra el coronel Lewis Morgan (Jason Clarke), quien junto con su esposa Rachael (Keira Knightley), va a vivir en la casa que anteriormente le pertenecía al arquitecto Stephen Lubert (Alexander Skarsgård). En contra de la opinión de su pareja, Lewis decide compartir la inmensa mansión con el arquitecto viudo y su hija adolescente Freda (Flora Thiemann). Es así que mientras Stephen y Freda viven en el ático, el coronel y su esposa ocupan la sala, el comedor y los cuartos principales de la casa.

Sobra decir, que cuando el coronel está afuera cumpliendo con su deber, Rachael (quien perdió a su pequeño hijo en la guerra) y Stephen (quien a su vez perdió a su esposa), comienzan a tener un apasionado amorío.

Un elenco de lujo, un director con un estupendo debut, un diseño de vestuario despampanante a cargo de Bojana Nikitovic, una buena fotografía ofrecida por Franz Lustig y una banda sonora en su punto compuesta por Martin Phipps son todos los ingredientes para una muy buena película. Sin embargo, el resultado es la exploración de un período sobre el cual poco se habla en el cine, que rápidamente degenera en un triángulo amoroso dulzón caracterizado por la sobreactuación de Keira Knightley y por los intentos fallidos de generar lágrimas en los espectadores. Como dicen en Hollywood, “nadie sabe nada”.     

Sobre André Didyme-Dôme 1665 artículos
André Didyme-Dome es psicoterapeuta y periodista. Se desempeña como editor de cine y TV para la revista Rolling Stone en español y es docente universitario; además, es director del cineclub de la librería Casa Tomada y conferencista en Ilustre. Su amor por el cine, la música pop y rock, la televisión y los cómics raya en la locura.