Artemis Fowl (2020)

Luego de casi veinte años de problemas en su producción, se estrena por fin la primera adaptación cinematográfica de las aventuras de Artemis Fowl en versión digital. El resultado es un desastre.

Director: Kenneth Branagh

Ferdia Shaw, Lara McDonnell, Colin Farrell, Judi Dench, Josh Gad

En el 2001, la autora irlandesa Eoin Colfer publicó el primer libro de la saga juvenil Artemis Fowl, acerca de un brillante niño de doce años de edad y sus aventuras, las cuales tienen que ver con hadas, trolls, demonios, enanos y demás seres mágicos, pertenecientes a la mitología celta. Hasta la fecha se han publicado ocho libros y se ha convertido en un éxito literario comparable al de Harry Potter.

La adaptación cinematográfica estaba pensada desde hace casi veinte años, pero no sería hasta que los derechos de la franquicia fueran adquiridos por Disney en el 2013, que el proyecto comenzaría a desarrollarse en serio. El irlandés Kenneth Branagh, quien ya había colaborado con Disney en las películas Cinderella y Thor, fue elegido como el director de la primera película, y parecía ser el candidato ideal. Siete años después, y luego de una producción llena de problemas, la cinta fue completada, pero su estreno en cines fue suspendido por la pandemia del COVID-19. Ahora, Disney tomó la decisión de presentarla en formato digital y el resultado es todo un fiasco. Más que Harry Potter, esta adaptación de Artemis Fowl nos recuerda a las malogradas Eragon, La brújula dorada y Percy Jackson y nos hace desear por el fin de las sagas juveniles llevadas al cine.

La cinta de Branagh incluye a Colin Farrell (también oriundo de Irlanda) como el padre de Artemis y a Judi Dench (quien sale del mega-fracaso de Cats para volverse a equivocar), como Root, la comandante de las hadas. La presencia de estos dos prestigiosos actores no ayuda en nada a este masacote esperpéntico que se apropia de elementos de Hombres de negro, El señor de los anillos, Narnia, Las crónicas de Spiderwick (y, por supuesto, Harry Potter), sin nada de gracia e impacto, pero eso sí, colmada de efectos especiales de calidad irregular y con un escaso vestigio de humanidad o de emoción.

Ferdia Shaw (nieto de Robert Shaw, el fallecido actor de Tiburón), encarna al protagonista; Josh Gad interpreta a Mulch Biggums, un “enano gigante” que luce como la copia barata de Hagrid en Harry Potter; y Lara McDonnell encarna al hada Holly Short, quien aquí sirve como la “Hermione” para Artemis. Pero la culpa de este desastre no la tienen los actores, ya sean veteranos o novatos. Pese a algunos apuntes graciosos y unos pocos visos de irreverencia, la versión cinematográfica del primer libro de Artemis Fowl es, en últimas, un producto desechable, poco original y sin gracia, que enfurecerá a los fanáticos de las obras literarias y aburrirá a quienes saben poco o nada sobre este niño genio.

Sobre André Didyme-Dôme 1427 artículos
André Didyme-Dome es psicólogo y magíster en Comunicación. Se desempeña como crítico de cine para las revistas Rolling Stone y Playboy Colombia y es docente en la Escuela Nacional de Cine; además, es director del cineclub de la librería Casa Tomada y conferencista en Ilustre. Su amor por el cine, la música pop y rock, la televisión y los cómics raya en la locura.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*