Spirit Untamed (Spirit: El indomable) (2021)

El reboot de la película animada Spirit no respeta la esencia de su predecesora y su calidad no corresponde a la de los estudios que produjeron Shrek, Madagascar y Cómo entrenar a tu dragón.

Director: Elaine Bogan, Ennio Torresan

Con las voces de Isabela Merced, McKenna Grace, Julianne moore, Jake Gyllenhaal, Walton Goggins

En 2002, los estudios DreamWorks nos sorprendieron con un hermoso Western infantil realizado en animación tradicional y llamado Spirit: Stallion Of The Cimarron, en la que un caballo salvaje cabalga por las praderas del lejano oeste, hasta que se interna en el mundo de los humanos y es capturado por la caballería estadounidense, quien intenta inútilmente domesticar a ese espíritu libre.    

En Spirit los animales no son antropomórficos ni actúan como seres humanos (pese a que el caballo cuenta con la voz de Matt Damon). Y su oda a la libertad nos recuerda a las maravillosas novelas de Jack London como Colmillo blanco o La llamada de la selva.  Quizás lo anterior fue la clave de su éxito. Eso y que la historia, la cual incluía a un militar obsesionado con dominar a la bestia y un nativo que lo ayuda a recuperar su libertad, apelaron tanto al público infantil como a un público adulto.

En la nueva película sobre Spirit (subtitulada El indomable), la animación ya no es tradicional, el protagonista ya no es el caballo, la voz de Matt Damon ya no existe y la historia solo puede llegar a interesar a una niña de siete años que adore de manera obsesiva a los equinos.

Es una pena que la calidad, tanto de la animación como del contenido de esta cinta, se acerque más a las series animadas de bajo presupuesto que los estudios DreamWorks suelen hacer para exprimir hasta la médula a los personajes de sus películas exitosas y no tan exitosas (El gato con botas, Cómo entrenar a tu dragón, Kung Fu Panda, Monsters Vs. Aliens, Turbo, Jefe en pañales). De hecho, existe una serie previa basada en Spirit para Netflix (Riding Free), la cual cuenta la historia de una niña llamada Fortuna y que abandona la vida en la ciudad, para vivir en un rancho y allí hacerse amiga de Spirit Jr, el hijo del caballo original y su pareja, la yegua Rain.

En la nueva versión para cine se retoma al personaje de Fortuna (con la voz de Isabela Merced), pero no es una extensión de la serie, ya que se vuelve a contar su historia (una niña que pierde a su madre en un trágico accidente de equitación y que se va a vivir con su padre), y la amistad que se entabla es con Spirit, y no con su hijo. En otras palabras, El indomable no es una secuela de la primera cinta y tampoco es una continuación de la serie.

Pero la verdad, eso no importa. Pese a que la película cuenta con las destacadas voces de Juliane Moore y Jake Gyllenhaal (como la tía y el padre de Fortuna) y de Walton Goggins (como el ladrón Hendricks, quien intenta domar al salvaje corcel), lo cierto es que esta cinta carece de belleza y de alma. Los padres de familia la encontrarán insufrible, los amantes de Frozen la asumirán como un remedo barato (también hay mucho de las películas de Barbie, Campanita y Rosita Fresita) y quienes amamos la primera película nos sentiremos traicionados. Al final, el malvado coronel interpretado por James Cromwell obtuvo lo que quería: Spirit ha perdido su espíritu.

Sobre André Didyme-Dôme 1394 artículos
André Didyme-Dome es psicólogo y magíster en Comunicación. Se desempeña como crítico de cine para las revistas Rolling Stone y Playboy Colombia y es docente en la Escuela Nacional de Cine; además, es director del cineclub de la librería Casa Tomada y conferencista en Ilustre. Su amor por el cine, la música pop y rock, la televisión y los cómics raya en la locura.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*