Antlers (Espíritus oscuros) (2021)

El director de El laberinto del fauno y el director de Hostiles, unen sus fuerzas para contar una historia de terror basada en una criatura de la tradición indígena norteamericana, con un resultado irregular.

Director: Scott Cooper

Keri Russell, Jesse Plemons, Graham Greene, Jeremy T. Thomas

De acuerdo con las creencias de las tribus algonquinas de Norteamérica, el Wendigo es una criatura malvada con características humanas y animales, que lleva a las personas a despertar su lado salvaje (actualmente, el nombre se utiliza apara designar un trastorno mental caracterizado por deseos de cometer actos de canibalismo).    

Guillermo Del Toro, un realizador curtido en el mundo de lo siniestro y lo sobrenatural, así como un amante de las historias fantásticas con subtexto (Cronos, Mimic, El laberinto del fauno), le cede el trabajo de director a Scott Cooper, el talentoso autor de cintas como Loco corazón, Pacto criminal y Hostiles) para contar una historia sobre el Wendigo, ambientada en la Norteamérica rural pobre y deprimida de la actualidad.

Keri Russell interpreta a Julia Meadows, una mujer que regresa a su pueblo natal en Oregón para convertirse en maestra de escuela y vivir junto a su hermano Paul, el policía del pueblo. Los hermanos llevan a cuestas una vida de abuso, debido a un padre enfermo mental quien terminaría suicidándose. La tentación del alcohol y las pesadillas recurrentes hacen parte de la vida de Julia, pero ella quiere hacer algo por los niños que tiene a su cargo y que le recuerdan su triste infancia.

Uno de ellos es Lucas Weaver (Jeremy T. Thomas), quien dibuja unas ilustraciones macabras (parecidas a las de la famosa libreta de apuntes de Del Toro) y que, como sabremos de antemano, es el encargado de cuidar de su padre y de su hermanito menor, quienes han caído víctimas del poder del Wendigo.

La denuncia social acerca de la desesperación, la soledad y la violencia causada por el hambre y la pobreza, están presentes en la cinta de Cooper y el tono agreste, rudo y salvaje que caracterizó a sus anteriores obras, también hace parte de Espíritus oscuros. Pero definitivamente, esta no es la mejor de sus películas, ya que cae en muchos de los lugares comunes del género, recurre al susto fácil y peca de ser en algunos momentos incoherente y predecible. Pero no se puede negar su lograda atmósfera de “gótico americano” y la presencia de una criatura que parece el producto de las peores pesadillas.       

Sobre André Didyme-Dôme 1428 artículos
André Didyme-Dome es psicólogo y magíster en Comunicación. Se desempeña como crítico de cine para las revistas Rolling Stone y Playboy Colombia y es docente en la Escuela Nacional de Cine; además, es director del cineclub de la librería Casa Tomada y conferencista en Ilustre. Su amor por el cine, la música pop y rock, la televisión y los cómics raya en la locura.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*