The Harder They Fall (Más dura será la caída) (2021)

Un homenaje a las películas del oeste de antaño que incluye a un forajido en busca de venganza, un alguacil permisivo, un pistolero presumido y otro taciturno, un villano trágico y tres mujeres de armas tomar.

Dir. Jeymes Samuel

Idris Elba, Jonathan Majors, Delroy Lindo, Zazie Beetz, Regina King, Danielle Deadwyler

Buck And The Preacher, Thomasine And Bushrod, Posse, Buffalo Soldiers y, por supuesto, Django Unchained son algunas de las películas ambientadas en el lejano oeste y protagonizadas por un elenco afroamericano. Ahora, a esta corta lista se le suma una joya del género cuyo título, Más dura será la caída nos recuerda lo mejor del Spaghetti Western.

Este es el primer largometraje de Jaymes Samuel (quien ya había mostrado su predilección por el género, gracias al corto They Die By Dawn), y es un impresionante debut, más aún cuando nos enteramos que además escribió el guion junto a Boaz Yakin (Fresh) y compuso la música para su película.  

Como las cintas de Leone y Corbucci, Más dura será la caída fue hecha para las salas de cine. Sin embargo, los cinéfilos tenemos que conformarnos con poderla ver en una plataforma de streaming. De todas maneras, su fuerza y energía se mantienen intactas, pese a que la fotografía de Mihai Malaimare Jr. (The Master) sufre mucho sin el encuadre de una pantalla gigante.

Como se explica en el inicio, la cinta constituye un trabajo de ficción, pero los personajes están inspirados en personajes que de verdad existieron, como Nat Love (Jonathan Majors), Bass Reeves (Delroy Lindo), Stagecoach Mary (Zazie Beetz), Jim Beckwourth (RJ Cyler), Cathay Williams (Danielle Deadwyler) y Cherokee Bill (LaKeith Stanfield). Pero no se equivoquen, esta es una película de vaqueros alejada del realismo del Western crepuscular y mucho más cerca del espíritu surrealista y poético de títulos como El bueno, el malo y el feo, Agáchate maldito, Django, Sabata, Dios perdona yo no, Johnny Guitar o Rápida y mortal.

Como era costumbre con los westerns italianos, todo comienza con un violento prólogo en el que el malvado Rufus Buck (un imponente Idris Elba) asesina a sangre fría a los padres de Nat Love cuando este era un niño y luego le inscribe una cicatriz en forma de cruz en su frente para recordar los hechos ocurridos. Esto lleva a Love a crecer y a entrenarse como pistolero para buscar venganza.  

Love también se convierte en forajido y arma su propio equipo de pistoleros, el cual incluye al experto tirador Bill Pickett (Edi Gathegi), al engreído y joven Jim Beckwourth, a la andrógina y ruda Cuffe (una combinación entre Cathay Williams y Calamity Jane), y a la novia de Love, la cantante Stagecoach Mary, una mujer tan hábil con las armas y los puños como todos los demás miembros del equipo (los números y los temas musicales de la banda sonora corresponden a un Rhythm & Blues contemporáneo, lo cual le da a la cinta un aire atemporal digno de un trabajo de Baz Luhrman).

Por otra parte, Buck es sacado de su encarcelamiento por su fiel pandilla, la cual incluye al taciturno Cherokee Bill y a la cruel Trudy Smith, encarnada de una forma inolvidable por la ganadora del Óscar Regina King. El alguacil Bass Reeves hace una tregua con Love y se une a este para capturar a Buck, y a su vez, Wiley Escoe (Deon Cole) el sheriff y alcalde de Redwood, es golpeado brutalmente por Buck y expulsado de su pueblo, por lo que este también toma partido con Love.

Ya habiendo establecido a los personajes, lo que sigue es un emocionante robo a un banco, para luego culminar con el obligatorio duelo final entre las dos pandillas, el cual está perfectamente coreografiado y orquestado para el máximo deleite de los amantes del género.

Más dura será la caída es una película colmada de antihéroes que también encuentran su inspiración en las cintas de Clint Eastwood (El fugitivo Josey Wales), Sam Peckinpah (La pandilla salvaje) y Walter Hill (Cabalgata infernal) y está llena de la energía, el entusiasmo y el amor por los referentes de las películas de Tarantino. Puede que no alcance el nivel o la profundidad de Django Unchained o The Hateful Eight, pero como entretenimiento de primera categoría, tiene su insignia de Sheriff asegurada.

Sobre André Didyme-Dôme 1427 artículos
André Didyme-Dome es psicólogo y magíster en Comunicación. Se desempeña como crítico de cine para las revistas Rolling Stone y Playboy Colombia y es docente en la Escuela Nacional de Cine; además, es director del cineclub de la librería Casa Tomada y conferencista en Ilustre. Su amor por el cine, la música pop y rock, la televisión y los cómics raya en la locura.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*