Limelight (Candilejas) (1952)

Dirección: Charles Chaplin
Charles Chaplin, Claire Bloom, Nigel Bruce, Buster Keaton

La última cinta que Chaplin logró producir en los Estados Unidos (antes de ser exiliado por su simpatía con las ideas de izquierda), fue la melancólica Candilejas, la cual inicialmente fue pensada como una novela escrita por el director y que incluye la última actuación en la carrera de la eterna colaboradora de Chpalin, la actriz Edna Purviance (en un pequeñísimo papel interpretando a la Señora Parker).

Este triste homenaje a los actores decadentes, que cuenta sobre la relación entre un comediante alcohólico llamado Calvero, al que su público ha olvidado, y una bailarina suicida con parálisis psicológica llamada Theresa (Claire Bloom), también incluye la única aparición en pantalla de Chaplin y ese otro gigante de la comedia llamado Buster Keaton, en un fantástico e histórico número musical, imperdible para cualquier amante de la comedia clásica.

La prensa siempre vio a los dos comediantes como rivales y al parecer, al principio fue así. Sin embargo, Chaplin contrata a Keaton para su cinta en un momento en el que el actor se encontraba en un mal momento económico. Sin embargo, Keaton recuerda que, pese a su salud y éxito, Chaplin se veía más deprimido que él. Y eso se refleja en esta película, la cual es la más triste y oscura de su filmografía.

La relación entre el anciano Calvero y la joven Theresa es toda una delicia para los cinéfilos, ya que Chaplin logra invertir la dinámica del hombre maduro en busca de una mujer joven, mostrando cómo la caballerosidad y el apoyo de Calvero hacen que Theresa se enamore perdidamente del comediante decadente que la dobla en edad.

Limelight es quizás la película más personal en la carrera de Chaplin y con un final triste y contundente que despide definitivamente al vagabundo Charlot de la pantalla grande.

Sobre André Didyme-Dôme 1665 artículos
André Didyme-Dome es psicoterapeuta y periodista. Se desempeña como editor de cine y TV para la revista Rolling Stone en español y es docente universitario; además, es director del cineclub de la librería Casa Tomada y conferencista en Ilustre. Su amor por el cine, la música pop y rock, la televisión y los cómics raya en la locura.